El Ojo de Horus

El Ojo de Horus

El Ojo de Horus es un símbolo egipcio que representa la fuerza, el poder, el coraje, la protección, la previsión y la salud. Reproduce la mirada abierta y justa de uno de los dioses egipcios de la mitología: el dios Horus.

Este símbolo está representado por un ojo humano, compuesto de párpados, iris y ceja. Las líneas de abajo son las lágrimas, que a su vez simbolizan el dolor en la batalla en la que el dios Horus pierde el ojo.

La forma en que se representa se asocia con algunos animales adorados por los egipcios, como el gato, el halcón y la gacela.

La leyenda del Ojo de Horus

También llamado “Udjat” (ojo derecho) y “Wedjat” (ojo izquierdo), que significa “ojo entero”, el ojo de Horus, en la mitología egipcia, es un símbolo sagrado que representa al Sol (ojo derecho) y a la Luna (ojo izquierdo), mientras que los dos ojos juntos (Udjat y Wedjat), simbolizan el universo entero y también las fuerzas de la luz.

Este concepto está muy cerca del símbolo del Tao, el Yin y el Yang, donde uno es el Sol, el otro la Luna, y juntos forman las fuerzas de todo lo que existe en el universo.

Horus era considerado el dios de los cielos, hijo de Osiris e Isis, y tenía la cabeza de un halcón. Su ojo se convirtió en un amuleto de la suerte muy usado.

El simbolismo de la suerte presente en este amuleto que aleja el mal proviene de la leyenda egipcia que dice que se enfrenta a Seth, el dios del caos, para vengar la muerte de su padre. Como consecuencia de esa lucha, Horus pierde su ojo izquierdo que, a su vez, fue reemplazado por el amuleto de una serpiente.

Por esta razón, el ojo de Horus se ha convertido en un símbolo de protección y fuerza, tal vez el más conocido y más utilizado en Egipto, utilizado para otorgar poderes curativos. Sin embargo, para los egipcios, el ojo era el espejo del alma, y poseía poderes mágicos contra el mal de ojo y las fuerzas del mal.

Simbologías del Ojo de Horus

El ojo de Horus también representa el símbolo de la masonería que significa “ojo que todo lo ve”. Además, se utiliza en varios órdenes de naturaleza gnóstica y esotérica, con el fin de brindar protección.

En la religión Wicca, se utiliza ampliamente como amuleto protector y energizante una vez que su usuario adquiere mayor clarividencia, equilibrio y poder curativo. Por otro lado, para los cristianos, es visto como un símbolo demoníaco para asociarse con un dios pagano.

En las tradiciones neopaganas, el símbolo favorece la evolución del tercer ojo, dones relacionados con la clarividencia y, de la misma manera, simboliza el “ojo que ve”, es decir, el que ve mucho más allá de las apariencias.

Por esta razón, ha adquirido gran popularidad, siendo ampliamente utilizado en amuletos, libros y objetos rituales como símbolo de protección, elevación y energía.

Este símbolo se encuentra en el dólar, el dinero americano, símbolo de la providencia económica de los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *