El número 7: significado en la numerología

El número 7: significado en la numerología

El número 7 (siete) representa la totalidad, la perfección, la conciencia, la intuición, la espiritualidad y la voluntad. El siete también simboliza la finalización y renovación cíclica.

Pero precisamente porque representa el final de un ciclo y el comienzo de uno nuevo, es un número que trae la ansiedad por lo desconocido.

Tiene una gran importancia simbólica para el mundo cristiano y para muchas otras mitologías.

Siete son los días de la semana, los grados de perfección, las esferas celestiales, los pétalos de rosa y las ramas del árbol cósmico.

Muchos de estos símbolos evocan otros símbolos que también se refieren al número siete. La rosa de siete pétalos, por ejemplo, evoca los siete cielos, las siete jerarquías angélicas, así como todos los conjuntos perfectos.

Según la Biblia, Dios creó el mundo en seis días y descansó en el séptimo, convirtiéndolo en un día sagrado.

Así que el sabbat, el séptimo día, no es un día que esté fuera de la creación del mundo. De hecho, es el día de la coronación de la creación, el día en que el ciclo se cierra en su perfección.

El número 7 también designa la totalidad de los órdenes planetarios, las moradas celestiales, la totalidad del orden moral, las energías, y especialmente el orden espiritual.

Tiene el significado de ciclo completo y perfección dinámica. Cada período lunar dura siete días, refiriéndose también a un cambio después de un ciclo completo y una renovación positiva.

Según la Numerología, el número 7 indica la búsqueda del aprendizaje y la perfección. Su bloqueo puede hacer que las personas influenciadas por él se comporten de forma bastante discreta.

Según el griego Hipócrates, “el número siete, por sus virtudes ocultas, mantiene en existencia todas las cosas, da vida y movimiento e influye incluso en los seres celestiales”.

El número 7 es también un regulador de las vibraciones, como se puede ver en los siete colores del arco iris y las siete notas de la gama diatónica.

La tradición hindú atribuye al Sol siete rayos, seis de los cuales corresponden a las direcciones del espacio y el séptimo al centro. Es decir, el número es la síntesis, al igual que en el arco iris el séptimo color es el blanco, que es también la síntesis de los otros colores.

Universalmente, el 7º es el número de la dinámica y el movimiento. Por lo tanto, también es la clave del Apocalipsis (siete iglesias, siete estrellas, siete trompetas, siete espíritus de dios, siete truenos, siete cabezas).

El número 7 se usa muy a menudo en la Biblia. Se menciona 77 veces en el Antiguo Testamento y a menudo se asocia con el diablo, siendo para muchos un número de mala suerte.

Pero esta relación se creó debido al hecho de que en la imaginación cristiana el diablo trata muy duro de imitar a Dios. De la misma manera, la bestia del Apocalipsis tiene siete cabezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *